OSTEOPATÍA

Se trata de una disciplina terapéutica y de un conjunto de conocimientos específicos basados en la anatomía y fisiología del cuerpo humano, en el conocimiento de cómo intervienen los distintos tejidos en la producción de la enfermedad y en la aplicación de técnicas de normalización de las funciones alteradas.

A la Osteopatía se la relaciona fundamentalmente con problemas que afectan al aparato locomotor, pero lo cierto es que trata al ser humano de forma global. La Osteopatía, a través de modelos globales bio-médico-psico-sociales, promueve o recupera el equilibrio mecánico del conjunto de los tejidos corporales musculoesqueléticos, nerviosos, viscerales, circulatorios, etc. El desarrollo tecnológico manual de la Osteopatía, al incidir sobre el conjunto de los tejidos mencionados, ha propiciado la clasificación de técnicas en grandes grupos, según sobre qué tejidos actúe. Así, hablamos de:

·      Osteopatía Estructural, dirigida al sistema musculoesquelético, donde aplicamos diversas técnicas adaptadas a cada disfunción, a cada tejido, a cada paciente.

·      Osteopatía Visceral, orientada a actuar sobre los tejidos que participan en las funciones de las vísceras.

·      Osteopatía Craneal y Terapia Craneosacra, actúan mediante técnicas manuales, liberando y facilitando la micromovilidad del cráneo y el conjunto de la relación craneosacra.

El campo de actuación se orienta a todas las estructuras del cuerpo humano: disfunciones que cursan con dolor a nivel de la columna vertebral (cervicalgias, neuralgias, tortícolis, dorsalgias, lumbalgias, ciáticas, etc.), o a nivel del troco, región costal, así como dolores en los miembros superiores o inferiores. Igualmente tienen indicación especial las cefaleas y síndromes migrañosos, vértigos, trastornos digestivos funcionales, e igualmente de los sistemas cardiorrespiratorio, circulatorio, ginecológico, etc. Multitud de trastornos relacionados con la articulación temporomandibular tienen indicación de tratamiento osteopático.

Las técnicas osteopáticas se pueden dividir en 2 grupos:

·         Las técnicas estructurales: se dividen en técnicas de thrust y técnicas rítmicas de tejidos blandos:

  •   Las de thrust se utilizan para corregir una disfunción somática.
  •   Las técnicas rítmicas, son aquellas fundamentalmente dirigidas a los tejidos blandos y a las articulaciones. (Stretching, bombeo, relajación post- isométrica , miofasciales, etc.)

Las técnicas funcionales son aquellas que se aplican con el objetivo de relajar la musculatura, inhibir la tensión miofascial y se aplican no sólo a nivel músculo-esquelético sino también a nivel craneal y visceral.

En España en los últimos veinte años, la Osteopatía ha tenido un gran desarrollo gracias a escuelas de alto nivel curricular (aproximadamente 1500 h. de estudios), reconocidas internacionalmente, que admiten exclusivamente a Fisioterapeutas, que acceden, después de cinco años de formación, al D.O, diploma internacional de Osteopatía, para el cual deben realizar también un trabajo de investigación de alto nivel en metodología científica.

Volver a TRATAMIENTOS